side-area-logo

CÓMO CREAR ESPACIOS DE LECTURA PARA NIÑOS EN CASA

           Para que los más pequeños de la casa puedan desarrollar un buen hábito de lectura en el hogar, que les permita sumergirse en esos mundos de fantasía, debemos tener en cuenta el espacio y las premisas en el proceso de su elaboración. Es importante que, a la hora de crear esta zona, las familias junto con el niño creen un ambiente adecuado y exclusivo para ese momento de entretenimiento. El niño no debe relacionar el momento de leer con un castigo, por lo que se debe respetar su opción a no querer hacerlo algún día; hay que hacer que forme parte de su ocio y no de una obligación.

           Para ello, el espacio debe contar con cuatro características esenciales: debe ser cómodo, accesible, luminoso y agradable. Si conseguimos que el niño esté a gusto en este espacio, conseguiremos que forme parte de un hábito diario.

           Pero para que nuestro joven lector se sienta cómodo, debemos hacerle partícipe en la confección y construcción del que va a ser su espacio; pudiendo decorarlo a su elección: seleccionando el color de las paredes, cojines, peluches…. Es importante generar esa ilusión y motivación por tener un nuevo espacio en el que jugar; ya que un buen método es hacer que el niño considere la lectura un juego más, que le permita distraerse, ilusionarse, fantasear, al mismo tiempo en que se pone en movimiento su actividad cognitiva.

            Como se ha mencionado anteriormente, una de las características principales es que el espacio debe resultar cómodo y agradable para que el tiempo dedicado a la lectura sea totalmente placentero; un asiento cómodo y confortable fomentará satisfactoriamente el tiempo invertido. Algunos ejemplos pueden ser una mini mecedora, un sillón o un butacón. Si el pequeño quiere desarrollar su actividad en el suelo, aunque es conveniente que estuvieran aislados del él, podemos poner una alfombra y cojines. Sería aconsejable utilizar tonalidades semejantes, tanto en la decoración como en el mobiliario y, si es posible, que los elementos decorativos estén relacionados con sus personajes literarios favoritos. Es clave que el orden reine en su rincón de lectura; un buen orden ayuda a la concentración; por lo se puede desarrollar el hábito de ordenar y recoger una vez terminada la actividad.

          Por otro lado, la siguiente premisa vinculada a la comodidad es tener una buena iluminación; la luz natural es fundamental para disfrutar de un buen rato de lectura. Si existe la posibilidad de poder disfrutar de una luz natural, les hará la estancia más agradable; por ello, lo más adecuado es que el rincón de lectura se encuentre junto a una ventana. Siempre hay que contar con una lámpara localizada para los momentos de baja o nula luz natural o incluso para rincones que no dispongan de una ventana en sus proximidades. Leer sin buena iluminación puede generar fatiga visual, jaquecas y otros problemas, reduciendo así las ganas de leer.

       En cuanto a la accesibilidad, se recomienda instalar en una pared libre una estantería a la altura de los niños para que tengan acceso y que puedan estar organizados en todo momento los cuentos y libros; les favorecerá para que puedan escoger y moverse, teniendo total independencia, a ser posible lo más cerca de su puesto de lectura. En este lugar es recomendable que no haya elementos electrónicos, ni ningún elemento que pueda favorecer la distracción del niño, al mismo tiempo se debe transmitir al pequeño que se le dará un uso exclusivo para leer. Los libros electrónicos sí que pueden estar permitidos, siempre que no sean tabletas.

      No se trata de prohibir sino de evitar distracciones. Las pantallas generan irresistible para los pequeños, por ello deben saber distinguir el momento de cada actividad y, por eso, lo adecuado es que el rincón de la lectura sea exclusivo para los libros.

Recommend
  • Facebook
  • Twitter
  • Google +
  • LinkedIN
Share
Tagged in
Leave a reply

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.
Más sobre nuestros cookies